Search
sábado 23 noviembre 2019
  • :
  • :

Gobierno problemáticamente premierato y políticamente presidencialista

Cuando estalla la crisis (mineros informales, Conga, Vrae, etcétera) vemos en primera línea al Presidente del Consejo de Ministros (PCM), quien asume y maneja la coyuntura política y responde directamente ante la opinión pública. El Presidente de la República, Ollanta Humala, en cambio; si no está de viaje, está ubicado en la parte más fértil en ese momento del país: inaugurando, participando de celebraciones, etcétera.

Políticamente, siempre la instancia anterior al Presidente es el Premier; sin embargo, en particular en este gobierno de OH, el PCM tiene un mayor protagonismo, principalmente en la gobernabilidad, el día a día. OH se mantiene a la cabeza, como Jefe de Estado que llega para pronunciarse después del cisma. Este modelo de gobierno lo propuso el Ex Presidente Alan García Pérez, quien señaló que el Primer Ministro debiera tener una labor más central, política y representativa, de modo que el Presidente de la República pudiera ser la última escala política y así pueda gobernar con menor ruido político y mayor acercamiento al pueblo. Esto, evidentemente, coloca la posición del Presidente de la República mucho más aceptada frente a la opinión pública; pues no es quien responde directamente por las crisis suscitadas en el país, sino delega esta parte a su PCM y éste a sus Ministros.

El Presidente de la república sí tiene la última palabra, decisión y responsabilidad política; pero aún OH no ha tenido un rol solucinático (como lo contrario de problemático) ante cuestionamientos, crisis sociales, corrupción en todos los ámbitos incluyendo su partido político; sino, más bien, se ha mantenido circunscrito al discurso y pronunciamiento después que la tormenta pasó y mostró las deficiencias y debilidades de algunos actores políticos, de un lado y del otro. Esta visión al lado del camino, le ha permitido conducirse con relativa serenidad y prudencia. Además de surcar la ambivalencia entre su “ahora renovada ideología” con la belesa que genera el poder, tanto así, que sus huestes han roto filas. Aún así, ese grupo dentro del partido de gobierno es débil y no cuenta con la credibilidad que posee y atesora aún OH.

El legislativo podrá censurar a ministros e inclusive al PCM, pero no cambiará el modelo de gobierno; el cual es relativo a la coyuntura: en las malas será cosa del premier y en las buenas un asunto (popular) reservado para el presidente. Así logrará mantenerse hasta finalizar su período, para dejar el camino a la próxima candidata Humala, Nadine Heredia.

—————————————–
(*)Foto: Internet / Artículo publicado en el portal OPINION+ anterior el 26 de Mayo de 2012



Sebastián Reyes Sánchez

Consultor e Investigador CEO de la Consultora MAINLAND - MGC. Analista Político para el Grupo FBCORP - Found Business Corp. Perú. Director de OPINIÓN+ | www.mainlandc.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *