Search
domingo 19 noviembre 2017
  • :
  • :

Elecciones 2016, primera vuelta: Keiko Fijimori vs PPK

El escenario de la primera vuelta

 

Verónika Mendoza, quien representaba a la coalición política “Frente Amplio” apareció favorecida por los electores junto a PPK después de la exclusión de César Acuña (APP) y otra figura nueva y emergente en las preferencias como Julio Guzmán (TPP).

Las elecciones se polarizaron, como parece ser la tendencia cada vez que la izquierda asoma, y se produjeron corrientes de opinión que no tardaron en replicarse en las redes. Mientras que Twitter parece ser un sistema que soporta las opiniones más enervadas, no es el caso de Facebook, donde es un espacio más íntimo y en cuyos perfiles se publicaban todo tipo de ataques contra uno y otro candidato.

La candidata Verónika Mendoza asustó, a la luz de los resultados, al grueso de Limeños. Sin embargo en provincias alcanzó votos interesantes; pero nadie se acercó al abrumador respaldo que obtuvo Keiko Fujimori a nivel país. Verónika Mendoza propuso cambiar el modelo económico, la constitución, que no iban algunos proyectos mineros como Conga, propuso intervención de la programación televisiva, entre otros temas; los cuales calaron negativamente en quienes optaron por Keiko, PPK y otros; muy a parte del voto duro de Keiko.

PPK representó la oposición a Verónika Mendoza, aunque con un discurso y propuestas, en parte socialistas como la asociatividad agrícola, la redistribución del canon, el suministro de agua potable y alcantarillado, entre otros. Se posicionó rápidamente en los sectores A y B y compitió por el C, fue más débil en el D y E.

El Perú profundo, como declaman los socialistas, decidió conceder su voto a Keiko, nada menos. El Perú pluricultural le permitió a Fuerza Popular, obtener 73 curules de 130 para el próximo Congreso de la República, convirtiéndolos en la fuerza dominante de este poder del estado. Sin el concurso de éste importante grupo mayoritario no será posible gobernar a 100km/h como requiere el país. El peruano “de a pie”, el “jornalero”, el “vasallo atrapado en la edad media”, “el emprendedor” … prefirió a Keiko Fujimori, con toda y su mochila histórica, herencia de su padre.

Entonces, creo yo, que el verdadero fenómeno está allí y no en el supuesto resurgimiento de la izquierda; el cual, en parte, obedece, al igual que PPK, a una serie de eventualidades electorales.

No considero que existan sociológicamente “pueblos socialistas” en el Perú. Son pueblos con necesidades y, en muchos casos, abandonados por el Estado. Ellos quieren prosperidad, seguridad, salud, educación, trabajo y justicia; venga de donde venga. Y es entendible. La derecha parece ser un fenómeno exclusivo entre el Estado y grandes intereses económicos privados, los cuales provienen, en buena cuenta, de cualquier lugar y sistema, o sea, izquierda y derecha. En síntesis, la gente ha dado señales, otra vez, que hace suyo propuestas que consideran inclusivas y, sobre todo, sobre fuerzas políticas que han trabajado en la zona para diseminar y comunicar sus propuestas.

Es el caso de Fuerza Popular (Keiko Fujimori), quien, durante el quinquenio pasado, después de perder las elecciones con Ollanta Humala y su farsa política, se dedicó a construir un partido que llegue a todo el país. Cuenta con importantes recursos financieros y ahora se ven los resultados de ese planeamiento.

PPK en cambio, tiene experiencia personal en diferentes lugares del Perú con su ONG especializada en agua. Sus opositores, y esto se percibe entre muchos sectores del pueblo, lo tildan de lobista, pero no han presentado durante esta primera parte ningún elemento de convicción que demuestre lo dicho; además de ser un hombre anciano, cosa que es relativo ya que sigue estando en plena actividad profesional. También que representa intereses económicos, principalmente asociados a empresas de energía.

Ahora le tocará revertir esa figura de representar el capitalismo, la derecha y a intereses empresariales, cosa que no es tanto así, pero tiene su impacto para muchos e interpretación para los opinólogos y videntes.

Keiko Fujimori con un importante antivoto y PPK con preferencias marcadas a causa de Verónika Mendoza (la considerada amenaza al modelo económico); estas fuerzas en conjunto con las demás deberán concertar y llegar a acuerdos importantes de cara a la 2da. vuela electoral. Ya el fujimorismo cuenta con el manejo del poder legislativo. El equilibrio de poderes dependerá del electorado, sin embargo, la lectura no es sencilla, pues el fujimorismo a calado en provincias y habrá que trabajar mucho para revertir estos escenarios en cada punto a favor de PPK. Recordemos que PPK cerró su campaña en el Cusco y casi no alcanzó una cifra significativa. Sólo podrá ganarle a Keiko si recibe el apoyo de Verónika Mendoza y/u otros grupos políticos protagonistas que, en este momento, aglutinan gran cantidad de simpatizantes.

A pesar de todo lo anterior, considero que tendremos menos paralización con respecto de una segunda vuelta entre Keiko y Verónika. Con PPK y, pareciera, de este modo, asegurada la constitución del 93; el escenario está más despejado. Esperemos que los protagonistas sean los candidatos y tener debates entre ellos mejor organizados, con los tiempos suficientes y que impacten positivamente en la población.

____________________________
(*)Foto: El Comercio Perú



Sebastián Reyes Sánchez

Consultor e Investigador CEO de la Consultora MAINLAND - MGC. Analista Político para el Grupo FBCORP - Found Business Corp. Perú. Director de OPINIÓN+ | www.mainlandc.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *